Kuya Carlos

FacebookTwitterLinkedin

Mabuhay!

Mi nombre es Carlos Franco y he aquí cómo la vida me lleva a embarcarme en el proyecto Destino Filipinas  con mi compañero Kino Ortega.

Ya desde que empecé la universidad y probé mi primera experiencia internacional, gracias al programa Erasmus, mis ganas de descubrir el mundo se hicieron cada vez mas patentes al viajar por toda Europa y sobretodo al conocer e intercambiar experiencias con gente de todo el mundo.

Tras finalizar mis estudios, entré en un programa de comercio exterior del Gobierno de España , el cual me brindó la oportunidad de trabajar en una institución española en Manila,Filipinas – La Cámara Española de Comercio – durante todo un año.

Siempre que me preguntan como fue mi experiencia en las antiguas indias, lo describo como  “el mejor momento de mi vida”.  Nunca imaginé como un país pudo proporcionarme tal estado de felicidad. Una conexión transcendental tanto con el entorno paradisiaco y tropical, como con sus habitantes. Sensaciones de libertad inimaginables, conexión con la naturaleza y encontrar otro “yo” en lugares de belleza inconmensurable se convirtieron en mi día a día

Me siento afortunado por haber vivido atardeceres de película, cielos pintados de miles de colores, playas situadas en islas de revista cuyos únicos habitantes son cocoteros, corales, tortugas y aguas cristalinas e inmaculadas. Fondos del mar donde todos los colores del mundo se materializan; pecios de antiguas guerras en los cuales ahora brota vida marina e historia ; lagos y playas secretas en el interior de islas, jornadas surcando mares.

Salidas en motos con la brisa de los océanos acariciándome la cara llegando a selvas llenas de frondosidad, cataratas, tribus, aguas termales, conos de volcanes; colinas llenas de chocolate, aldeas llenas de gentes amables y cálidas que te acogen como si de familia se tratase. Sonrisas y saludos a cascoporro, allá donde encontrabas locales y un largo etcétera.

En definitiva una experiencia, tanto a nivel visual como humano, que tuvo en mí una repercusión de gran calado. Cuando dejé Filipinas, al terminar mi beca, en ningún momento tuve dudas de que volvería. Tras un tiempo de recorrido profesional y personal de vuelta en Europa, mis recuerdos de aquellos tiempos volvían a mí a diario, al igual que a mi compañero, por lo que la idea de embarcarnos en Destino Filipinas se ha ido forjando hasta el día de hoy.

Nuestra misión es combinar nuestra pasión por viajar, por descubrir y por Filipinas para poder compartir con el resto la oportunidad de conocer este pedazo de paraíso terrenal.

Por tanto, te damos la bienvenida y esperamos que tu experiencia sea tan gratificante y entusiasta como la nuestra. Déjanos acompañarte en esta travesía compuesta de 7.1.0.7. islas. wink