Gracias al perfil poco turístico de Filipinas es posible desconectar por completo de tu día a día y sentir como un nuevo mundo se abre hacia ti proporcionándote nuevos horizontes donde el aire que se respira es sólo disfrutado por unos pocos.

Si eres ese tipo de persona que busca encontrar sitios remotos donde es incluso difícil averiguar cuales son tus coordenadas GPS o donde la luz eléctrica sólo se activa durante ciertas horas y por la noche es la luna quien alumbra. En resumidas cuentas, lo más importante eres tú y la conexión con la naturaleza que te rodea.

Islas recónditas, parajes aislados, mares sin surcar y lugares escasamente transitados donde la autentica vida isleña transpira. Todo es posible cuando tienes 7107 lugares entre los que elegir.

Páginas